¿Cómo afecta la energía reactiva a la factura de la luz de mi pyme?

La producción de energía reactiva tiene como consecuencia que el cliente pague una penalización económica en su factura de la luz. Te contamos por qué se produce este tipo de energía, cómo evitarlo y cuánto tendrás que pagar si supera el 33% de la energía activa.

¿Qué es la energía reactiva?

La energía reactiva es la energía que se produce en instalaciones eléctricas con maquinaria industrial, fluorescentes o edificios con ascensores donde se necesita un transformador o motor para hacer funcionar determinados aparatos eléctricos.

Las grandes empresas y, en menor medida, los puntos de suministro residencial suelen producir este tipo de energía. Se alimenta a la red y se mide en kilovoltios-amperios hora (kVArh), lo que provoca interferencias y tiene efectos negativos en la instalación.

Los puntos de suministro que producen energía reactiva, comúnmente denominada "energía fantasma", deben enfrentarse a una sanción económica prevista en el Real Decreto 1164/2001 y aplicada por la distribuidora eléctrica de su zona.

Diferencias entre energía activa y reactiva

En el circuito eléctrico podemos encontrar energía activa y reactiva. El primero es útil y el segundo no, ya que no se puede consumir y solo interfiere en el correcto funcionamiento de la instalación.

Energía Activa Energía reactiva
Medido en kWh Medido en kVArh
Energía útil (se puede consumir) Energía no útil (no se puede consumir)
Factura de la luz: plazo de consumo Factura de la luz: exceso de energía reactiva
Sin daños a la instalación. Consecuencias negativas para el circuito eléctrico.

¿Cómo se calcula la potencia reactiva?

El cálculo de la energía reactiva es posible gracias al factor de potencia. Mide la cantidad de energía reactiva sobre la energía activa, es decir, mide la eficiencia del consumo eléctrico.

El factor de potencia es la relación entre la energía activa y la energía aparente (suma de energía activa y reactiva). En otras palabras, mide la energía activa total consumida sobre la energía reactiva.

¿Qué es la energía aparente? Tanto la energía activa como la reactiva se pueden encontrar en la red eléctrica. Las cantidades de energía reactiva y activa se combinan para formar energía aparente. En otras palabras, la energía aparente es la energía total utilizada en un circuito eléctrico dado. Energía activa + Energía reactiva = Energía aparente

El resultado del factor de potencia determina el porcentaje de energía reactiva y la posible sanción económica que el cliente debe pagar por el exceso de energía reactiva.

*Los precios que se indican a continuación como sanciones económicas son los establecidos por el Boletín Oficial del Estado (BOE) y serán de aplicación por las empresas distribuidoras de energía eléctrica en el territorio nacional.

Penalización por exceso de energía reactiva
Factor de energía % Energía reactiva Multa
Más de 0,95 Inferior al 33% no hay penalidad
Entre 0,95 y 0,80 Entre 34% y 74% 0,0415 €/kVArh*
Menos de 0,80 Más del 75% 0,6223 €/kVArh*

¿Cómo se factura la energía reactiva?

La energía reactiva se factura en cada factura eléctrica, siempre que supere la cantidad establecida por la red de distribución eléctrica. El importe a pagar por el exceso de energía reactiva aparece en el término de consumo de la factura.

La energía reactiva no se factura en el periodo 3 de las tarifas de acceso 3.0 y 3.1 ni en el periodo 6 de las tarifas 6.X, lo que es fundamental tener en cuenta.

¿Cuándo hablamos de exceso de energía reactiva? El titular del contrato deberá pagar una multa si se supera el límite de energía reactiva establecido por el distribuidor de electricidad local en un punto de suministro determinado.

Límites de energía reactiva
Poder Arancel % reactivo
Hasta 10kW 2.0 50%
Hasta 15kW 2.1 50%
unos 15 kw 3.0 33%

Los clientes con una potencia contratada de hasta 15 kW no suelen pagar penalizaciones económicas en sus facturas por el exceso de este tipo de energía, ya que el porcentaje de energía reactiva es mínimo.

Las empresas o comercios de más de 15 kW de potencia, con maquinaria industrial, ascensores o fluorescentes, tendrán que pagar una sanción económica si superan el límite del 33% de energía reactiva sobre energía activa.

¿Cuánto cuesta el exceso de energía reactiva?

Saber cuánta energía reactiva se produjo durante un período de facturación determinado permitirá al titular del contrato determinar la sanción económica que se deberá pagar si se supera el límite.

Calcular el importe a pagar en la factura eléctrica por exceso de energía reactiva es una operación sencilla que consiste en multiplicar el exceso de energía reactiva en cada periodo por el plazo de facturación de energía reactiva establecido para cada banda.

Exceso de energía reactiva x Precio de la energía reactiva

El importe por exceso de energía reactiva está establecido en la orden ITC 1723/2009 del BOE, por lo que será de aplicación para todas las distribuidoras eléctricas en España.

¿Cómo reducir la energía reactiva?

Es posible reducir la energía reactiva producida en un circuito eléctrico y evitar las correspondientes sanciones económicas por parte de la empresa distribuidora. Para ello, existen diferentes elementos que controlan y limitan la generación de este tipo de energía.

Debido a que se necesita una gran inversión inicial y se amortizará en unos dos años, es crucial considerar el asesoramiento de un especialista antes de realizar cambios en la instalación eléctrica.

Los bancos de condensadores se encuentran entre los mejores componentes para reducir la producción de energía reactiva.

Reducir la energía reactiva con un banco de capacitores

La batería de condensadores permite reducir significativamente la energía reactiva generada en un circuito eléctrico, mejorando la calidad del suministro eléctrico. Es un elemento que se instala o conecta al cuadro general de la instalación eléctrica para reducir la demanda de energía reactiva hasta en un 100%.

Ventajas de los bancos de condensadores:

  • Mejorar la calidad del suministro eléctrico
  • Reducir la demanda de potencia reactiva
  • Mejorar el voltaje de la red
  • Eficiencia energética mejorada
  • Menor costo de las facturas de electricidad
  • Vida de 10 años

El precio del banco de condensadores depende de diferentes factores como la marca o las características de la instalación eléctrica donde se va a instalar. La inversión inicial del cliente se amortizará en un máximo de 2 años.

Dejar una respuesta