El precio máximo de la energía entra en vigor este martes 14 de junio de 2022

El tope al precio de la energía, que se pone en vigencia este martes 14 de junio de 2022, tendrá un impacto en todos los consumidores del país.

Hoy, 14 de junio de 2022, entra en vigor el decreto por el cual las plantas de generación que utilizan combustibles fósiles reciben subsidios para reducir el precio del mercado energético.

De hecho, este cambio pronostica un efecto directo positivo con respecto a la reducción del precio mayorista de la electricidad, que será muy beneficioso para los consumidores de todo el país. Algunos consumidores ahorrarán mucho más en sus facturas (principalmente aquellos que tienen contratos de precios indexados o FLEX), y otros podrían terminar viendo un aumento en sus facturas (principalmente aquellos que han firmado contratos de precio fijo entre octubre de 2021 y abril de 2022).

Con los precios esperados del gas, que en promedio se prevén en 73 €/MWhg para los próximos 12 meses (un precio inferior a los anteriores 96 €/MWhg), el importe de la reducción o ahorro para los consumidores se establece en un valor promedio de reducción de 44 €/MWh al precio del mercado eléctrico. ¡Lo cual es una gran noticia!

¿Cuánto durará esta medida?

Esta medida está programada para ejecutarse hasta el 31 de mayo de 2023, lo que es una gran noticia también ya que cubre este próximo invierno, cuando se espera que la demanda de gas natural aumente en todo el hemisferio norte debido a la incidencia del sol en el hemisferio sur. El Ministerio para la Transición Ecológica denomina a esta medida 'el cortafuegos' ya que pretende evitar un impacto negativo sobre los consumidores.

El Índice de Precios al Consumidor, también conocido como IPC, aumenta como resultado de una inflación que supera el 8%, y esto es causado principalmente por el precio de la electricidad. Gracias al tope de gas y a esta nueva 'excepción ibérica', este índice tenderá a descender gracias al tipo de mercado semirregulado.

Impacto en los consumidores

Tomando como referencia a los que van a tener un precio indexado/FLEX durante 12 meses y a los que van a tener un precio fijo (entre octubre de 2021 y abril de 2022) durante 12 meses.

Los consumidores con un precio indexado se beneficiarán de la reducción en el precio de compra de electricidad del mercado.  En cambio, los consumidores con un precio fijo no se benefician de la reducción del precio de compra de la electricidad del mercado, para estos consumidores, el impacto dependerá de cuánto tiempo se tarde hasta dicha renovación o prórroga.

La pregunta es, ¿has cambiado a tarifa/precio FIJO? Si la respuesta es SÍ y desea reconsiderar sus opciones, contáctenos para obtener más información sobre la tarifa FLEX u obtener una cotización gratuita en nuestro sitio web.

Dejar una respuesta